Smoothie bowl de frutos rojos

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando…

Cómo hacer un smoothie bowl de frutos rojos. Ha sido el desayuno de moda de este verano. El smoothie bowl han desbancado a los batidos detox que os enseñamos el año pasado como desayuno saludable, y han arrasado en todas las redes sociales. Los batidos en vaso se han transformado en llamativos bowls llenos de densos smoothies acompañados con mucha fruta, semillas o frutos secos.

Receta de Smoothie Bowl

El smoothie bowl es perfectos para disfrutar de esos desayunos de fin de semana, en los que podemos desconectar del estrés acumulado durante la semana con un desayuno calmado. No encontrarás mejor forma de empezar el día con un aporte de vitaminas, proteínas y energía semejante, tomando en un solo plato las cinco piezas de frutas y verduras diarias necesarias.

Son más espesos que los batidos normales, ya que para elaborar estos smoothie bowls se utilizan frutas congeladas y yogures griegos o leche de avena, almendra o soja. Encima de este smoothie podremos poner el topping que queramos para decorarlo y disfrutar de un buen desayuno. Una buena idea es utilizar rodajas de fruta o granola casera para completar el smoothie bowl.

Esta propuesta de smoothie de mango y fresa está delicioso. Es importante que congeléis previamente la fruta para que os salga un smoothie bien denso y refrescante. Sobre el smoothie hemos añadido rodajas de mango, plátano, frambuesas y semillas de amapola.

Smoothie Bowl de frutos rojos

Smoothie bowl de frutos rojos
 
Preparación
Cocción
Tiempo total
 
Nada más sano que un smoothie bowl de frutos rojos para comenzar bien la mañana.
Autor:
Tipo de receta: Postre
Comensales: 1 bowl
Ingredientes
  • 120 mL de leche de soja
  • ½ mango troceado congelado
  • 100 g de fresas congeladas
  • 100 g de frambuesas congeladas
  • 1 yogurt griego
  • Frambuesas
  • 1 plátano
  • Semillas de amapola
Elaboración
  1. Ponemos la leche, frutas congeladas y yogurt griego en una trituradora (guardamos una fresa para usarla como topping al final) y batimos para conseguir un smoothie de mango y frutos rojos. Nosotros hemos usado fresas y frambuesas, pero podéis utilizar las frutas que queráis.
  2. Lo ponemos en un bol y decoramos con el topping que queramos. Nosotros hemos puesto unas rodajas de la otra mitad del mango, frambuesas, rodajas de plátano y unas semillas de amapola. Pero también podéis añadir unos frutos secos, ganola, avena o lo que más os guste.
¿Os ha gustado este smoothie bowl? Esperamos vuestros comentarios y opiniones.

 

1 Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *