Sorbete de mango

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando…

Receta de sorbete de mango. Las temperaturas siguen en aumento, y ya que nos seguís pidiendo más recetas de Helados refrescantes para poder sofocar estos calores, hemos preparado un sorbete de mango de lo más rico!

Sorbete de mango

El otro día nos preguntaban por la diferencia entre un sorbete y un helado. Pues bien, la característica principal del sorbete es la falta de materia grasa y leche en polvo, conservando así el sabor puro de la fruta del que esté compuesto. Es por ello también que la textura del sorbete es menos cremosa, más líquida y menos firme que el helado.

Nos encanta el sorbete de mango casero. Y es que en esta época la podemos encontrar a muy buen precio en la frutería, por lo que decidimos comprar unos cuantos para preparar un sorbete de mango para una cena que teníamos. Es muy sencillo de hacer, lo único que tenéis que tener en cuenta es prepararlo unas cuantas horas antes, ya que tiene que congelarse para que quede una textura perfecta.

Sorbete de mango
 
Preparación
Cocción
Tiempo total
 
El sorbete de mango es el compañero ideal para los días de verano.
Autor:
Tipo de receta: Helados
Comensales: 2 sorbetes
Ingredientes
  • Un mango maduro
  • 80 mL de agua
  • 80 mL de zumo de manzana
  • 1 lima
  • Sirope de arce
  • 60 mL de ron (opcional)
Elaboración
  1. En un procesador de alimentos o una batidora metemos el mango troceado, agua, zumo de manzana, jugo de la lima y la mitad de la peladura de ésta (reservar la otra mitad).
  2. Batimos todo unos cuantos minutos hasta que adquiera una textura suave. Probamos, y si creemos que no está suficientemente dulce, añadimos un chorrito de sirope de arce. Vamos probando hasta encontrar el punto según nuestro gusto.
  3. Vertemos la mezcla en una cubitera de hielos y lo congelamos unas 5-6 h, hasta que el sorbete de mango solidifique del todo. Cuando llegue la hora de sacar el sorbete, ponemos los cubitos de mango en la batidora con el ron y machacamos todo hasta obtener una textura cremosa y suave.
  4. Si tenéis prisa y disponéis de una heladera, podéis saltaros el paso de congelarlo y directamente verterlo en la heladera. En unos 40 minutos lo tendréis listo!
  5. Servimos el sorbete de mango casero en vasos individuales y los decoramos con la peladura de la lima que habíamos reservado.
  6. Ya solo queda disfrutar del sorbete de mango y a continuar gozando del verano! Esperamos que os guste y os refresque mucho.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *