Imprimir

Cheesecake de frambuesa sin horno

Cheesecake de frambuesas

5 de 1 valoraciones

Si te gustan las bases de galleta en las cheesecakes esta cheesecake de frambuesa sin horno es tu receta.

Ingredientes

Para la base de galletas

Para la cheesecake de frambuesa sin horno

Elaboración

Comenzaremos haciendo la base de la cheesecake de frambuesa sin horno, ya que tiene que reposar en la nevera antes de poder añadir el cheesecake.

  1. Trituramos las galletas con un mortero o picadora eléctrica hasta que nos quede un polvo fino.
  2. Derretimos la mantequilla en el microondas y la vertemos sobre las galletas trituradas en un bol.
  3. Mezclamos bien con las yemas de las manos para obtener una especie de crumble de galletas.
  4. Forramos la base y paredes de nuestro molde con la masa de galleta y presionamos con los dedos para formar una base compacta. Para este cheesecake de frambuesa sin horno he utilizado un molde de 15cm alto.
  5. Dejamos enfriar la base del cheesecake en la nevera unos 20 minutos.

Mientras enfriamos la base de galleta en la nevera, hacemos el relleno del cheesecake de frambuesa

  1. Calentamos en un cazo a fuego medio las frambuesas con el azúcar.
  2. Cuando el azúcar se haya disuelto por completo, bajamos el fuego al mínimo.
  3. Seguimos calentando la mezcla unos 10 minutos a fuego bajo para que vaya reduciendo y acabemos con un almíbar de frambuesa.
  4. Cuando tengamos listo el almíbar, colamos las pieles con ayuda de un colador y dejamos enfriar a temperatura ambiente.
  5. Sumergimos en agua templada las hojas de gelatina durante 5 minutos, hasta que reblandezcan.
  6. Calentamos la leche en el microondas y añadimos sobre la leche caliente las láminas de gelatina bien escurridas.
  7. Removemos bien la mezcla hasta que las hojas de gelatina se disuelvan.
  8. En un bol juntamos el queso Philadelphia, el almíbar de frambuesas y vertemos la mezcla de leche con gelatina.
  9. Mezclamos todo bien hasta que se homogeneice.
  10. Vertemos la nata para montar bien fría en un bol y batimos con varillas de montar durante 2-3 minutos, hasta que tenga una textura de crema.
  11. Cuando la nata comience a espesar iremos añadiendo los 35 g de azúcar en forma de lluvia y seguiremos batiendo unos minutos más para montar la nata por completo.
  12. Añadimos la mitad de la mezcla del queso y frambuesas a la nata montada suavemente, y con una lengua repostera mezclamos con movimientos envolventes.
  13. Añadimos la otra mitad y seguimos mezclando de la misma forma para que no pierda el aire.
  14. Una vez tengamos el relleno de cheesecake de frambuesa listo la vertemos sobre la base de galleta.
  15. Dejamos reposar la cheesecake en la nevera al menos 6 horas para que adquiera cuerpo.