Delicioso Flan casero de huevo hecho en el microondas

Con textura más cremosa o con la tradicional textura de agujeritos, lo cierto es que el flan de huevo es una de esas recetas clásicas, de toda la vida, que hacen las delicias de grandes y pequeños. Es un postre de una elaboración bastante sencilla, sobre todo gracias al uso del microondas.

El flan de huevo es uno de esos postres deliciosos que se pueden preparar en muy poco tiempo y que hacen las delicias de todos los comensales. Es un postre suave, con un sabor muy particular y una textura única. Además, es un postre delicioso que se puede elaborar perfectamente en el microondas sin ningún tipo de problema. De hecho, cocinar diferentes tipos de comidas y postres en el microondas es una tarea bastante sencilla, solo hay que contar con un buen aparato que se acople a las necesidades de cada hogar, aquí tienes muchos tipos donde elegir a precios bastante económicos. Y es que contar con este pequeño electrodoméstico en la cocina es muy interesante, ya que su labor va muchísimo más allá que como un mero “calentador” de líquidos o de platos ya cocinados previamente. 

Una receta sencilla y rápida de hacer

Pero, ¿cómo hacer un flan de huevo en el microondas? Es bastante sencillo. Para comenzar, hay que tener a mano los ingredientes de la receta: harán falta medio litro de leche, 6 huevos, 200 gramos de azúcar y un poquito de agua. 

En primer lugar, hay que elaborar el delicioso caramelo que será la base del flan y lo que le dará ese toque dulzón y delicioso. Para ello habrá que utilizar la mitad del azúcar y añadirle algo agua, muy poca. Se utiliza un recipiente apto para microondas y se coloca dentro con la máxima potencia permitida por el aparato. Normalmente en un par de minutos estará listo. Cuando se saca del microondas se balancea un poco para que vaya poco a poco recubriendo las paredes del recipiente. 

En segundo lugar, hay que preparar el flan propiamente dicho. En este caso habrá que batir todos los huevos y se les irá añadiendo la leche y el azúcar restante (100 gramos). Acto seguido habrá que introducirlo en el microondas durante unos dos minutos en la máxima potencia. Tras esto, se bajará la potencia al aparato y se dejará el preparado en potencia media durante diez minutos más. 

Una vez pasado este tiempo se vierte en el molde preparado con el caramelo y solo hay que esperar a que se enfríe. Cuando el flan esté a temperatura ambiente y haya perdido todo el calor, entonces se introduce en el frigorífico durante al menos tres horitas. De esa forma, cuando lo saquemos de la nevera estará fresquito y listo para disfrutarlo.

Un postre que se puede acompañar

A la hora de comérselo cada comensal tiene sus propios gustos. Lo normal es desmoldarlo y colocarlo en un recipiente al que se le pueden añadir otros complementos, como un poco de fruta, algo de nata montada, o incluso helado. También, por supuesto, se puede tomar solo, sin más acompañamiento que su propio caramelo. 

Esta receta y muchas más que se pueden elaborar con microondas se pueden consultar en las mejores recetas de Eva Arguiñano, un sitio web donde encontrar excelentes ideas de repostería para sorprender a la familia o a los invitados. También se pueden encontrar otras variantes del flan tradicional, como el flan de vainilla, o el flan de turrón. Se trata de elaboraciones para todos los gustos, puesto que se pueden encontrar desde los tradicionales buñuelos de canela, pastas rellenas, roscón de Reyes, flan de turrón o el bizcocho de castañas, hasta postres algo más elaborados como los Kataifi con piña y salsa de fresas, la tarta fría de briñón y queso, los tocinillos con nuez, el dulce de calabaza con pasas o la tarta helada de frutas.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.