Imprimir

Receta tarta de yogur sin horno

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)

La tarta de yogur sin horno es perfecta para los días calurosos de verano.

Ingredientes

Scale

Para la base de galleta

Para la mousse de yogur

Elaboración

Comenzaremos la receta de tarta de yogur sin horno preparando la base de galleta, que tiene que enfriar un poco en la nevera antes de añadir la mousse de yogur.

  1. Trituraremos las galletas para obtener un polvo fino con el que poder hacer la base. Para ello lo más adecuado es meter las galletas en una bolsa de congelados y machacarlas con un rodillo o mortero.
  2. Derretimos la mantequilla en el microondas.
  3. En un bol mezclamos las galletas trituradas con la mantequilla derretida y mezclamos bien con las yemas de los dedos hasta obtener una masa compacta.
  4. Forramos la base de nuestro molde con la masa de galleta y presionamos con una cuchara para formar una base lisa y compacta.
  5. Llevamos la base de la tarta de yogur a la nevera y la dejamos enfriar unos 20 minutos.

Mientras la base de nuestra tarta se enfría y solidifica, iremos preparando la mousse de yogur.

  1. Sumergimos en agua las láminas de gelatina durante 5 minutos, hasta que reblandezcan.
  2. Calentamos la leche en el microondas en un bol.
  3. Escurrimos las láminas de gelatina y las añadimos a la leche, removiéndolas hasta que se disuelvan.
  4. En un bol más grande vertemos el yogur griego y añadimos la mezcla de la leche sobre ella.
  5. Mezclamos toda la mezcla y removemos bien.
  6. Vertemos la nata en un bol y la batimos con varillas de montar durante 2-3 minutos.
  7. Añadimos el azúcar a la nata en forma de lluvia y seguimos batiendo unos minutos más para montar la nata por completo.
  8. Añadimos la mitad de la mezcla de yogur a la nata montada suavemente, y con una lengua repostera mezclamos con movimientos envolventes.
  9. Añadimos la otra mitad de yogur y seguimos mezclando de la misma forma para que la mousse no pierda el aire de la nata.
  10. Sacamos la base de galleta de la nevera y añadimos la mousse de yogurt.
  11. Aplanamos un poco la superficie dando pequeños golpes al molde y volvemos a llevarla a la nevera para que enfríe al menos 6 horas.