Tipos de básculas para la cocina

Hot Cross Buns receta


Las básculas de cocina son complementos muy útiles a la hora de realizar recetas o seguir
alguna dieta, pues ayudan a medir de manera exacta los alimentos que van a consumirse. Sin
embargo, puede ser difícil escoger el modelo adecuado porque existen diversos tipos, por lo
cual, el día de hoy te hablaremos sobre los tipos de básculas para la cocina que existen.

¿Para qué sirven las básculas para la cocina?

La principal finalidad de las básculas de Básculaspro para la cocina es pesar los alimentos, llegando a alcanzar una máxima capacidad de 5 kilos dependiendo de la báscula. Pesar los alimentos es importante cuando se está siguiendo una estricta dieta en donde las cantidades deben estar meticulosamente controladas.

Asimismo, al realizar recetas de cualquier tipo, lo más probable es que las medidas de los ingredientes se encuentren establecidas en kilogramos y no en tazas, por lo cual, contar con una de estas básculas para la cocina podrá facilitarte el trabajo y contribuir a que tu preparación quede lo más exacta posible.

Tipos de básculas para la cocina

En la actualidad, es fácil encontrar disponible en el mercado una serie de modelos de básculas para la cocina muy variadas, por lo cual, puede ser difícil saber cuál elegir. Para que sea más sencillo tomar esta decisión, lo primero que hay que definir es el tipo de báscula que deseas adquirir.

Generalmente las básculas para la cocina se clasifican en dos grandes tipos que involucran diferentes innovaciones y finalidades. En ese sentido, las básculas pueden ser analógicas o digitales.

Básculas analógicas

Este tipo de básculas para cocina están fabricadas bajo diseños tradicionales, por lo que, funcionan de manera convencional facilitando únicamente el peso de los alimentos. La mayoría de modelos de básculas analógicas son accesibles por un precio mucho menor, a comparación de las básculas digitales.

A su vez, las básculas analógicas pueden funcionar bajo dos mecanismos distintos, dividiéndose, por lo tanto, en básculas analógicas de muelle y de contrapeso

Básculas de muelle

Este tipo de básculas analógicas funcionan gracias a un resorte que, aunado a la fuera ejercida por el peso, permite arrojar medidas. La realidad es que estas medidas no siempre resultan muy exactas, pero en términos generales son un tipo de báscula bastante útil.

Báscula de contrapeso

Las básculas de contrapeso arrojan medidas un poco más confiables que las básculas de muelle elástico, pues estas funcionan bajo el mecanismo con el que trabajaban las antiguas balanzas romanas, lo que las convierte en un tipo de báscula para la cocina bastante arcaico.

Básculas digitales

Sin duda alguna, en muchas cocinas del mundo se utilizan básculas digitales que, pese a ser un poco más costosas, cuentan con una serie de características que las convierten en la opción ideal para pesar los alimentos con mayor precisión, rapidez y las mejores tecnologías, puesto que dependiendo del modelo las características de la báscula pueden variar.

En términos generales, las básculas para la cocina que funcionan bajo tecnología digital consiguen pesar con exactitud los alimentos gracias a que traen incorporados una serie de sensores que determinan el peso de un alimento y posteriormente arrojan el resultado por medio de una pequeña pantalla digital.

Además, los modelos más actualizados son una opción mucho más eco amigable porque gracias a sus diseños innovadores, tras dejarla de utilizar se desconecta o apaga de forma automática. De esa manera, no existe la posibilidad de olvidar desconectarla y consumir energía en exceso.

¿Cómo calibrar una báscula de cocina?

Uno de los mayores inconvenientes al utilizar una báscula para cocina es el calibre de la misma. Si la báscula no se encuentra bien calibrada, los resultados que arroje serán incorrectos, y puedes terminar confundiéndote y utilizando ingredientes en mayores o menores cantidades de las adecuadas.

No obstante, calibrar la báscula de cocina es una tarea bastante sencilla. Lo primero que debes hacer es colocarla en una superficie plana y establecer los valores de la báscula en cero gramos. Posteriormente, solo debe oprimirse la opción que trae la misma báscula y empezar a comprobar. Para esto, lo más recomendable es utilizar monedas de un centavo.

Por otra parte, las básculas para cocina pueden perder la precisión adecuada cuando se encuentran demasiado sucias, pues con el tiempo el polvo y demás desperdicios terminan por desequilibrar los valores. Para evitar esto, lo más recomendable es limpiarla de manera frecuente.

1 comentario

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.